Gustave Courbet

Nació Gustave Courbet en el seno de una prospera familia campesina de la región del Franco Condado. Un clima de luchas políticas y sociales determinó su formación juvenil. Realizo los primeros estudios en el Seminario de Ornans, donde despierta su vocación por el dibujo. Hacia. 1840 llega a París, se inscribe en la Escuela de Dibujo y más tarde en la Academia Suiza. Comienza a pintar paisajes en Fontainebleau. A partir de 1848 toma cuerpo el Movimiento Realista; las turbulentas discusiones son presididas por Courbet. Sus obras muestran una inclusión explícita de remas sociales, sin por ello caer en panfletos ideológicos que priven a la obra del fuerte valor expresivo de lo pictórico. Después de la caída de la Comuna (1871), es acusado de haber demolido la columna Vendome. En 1874 obligado a pagar los gastos para reinstalar el monumento, se le confiscan sus obras y bienes y se exilia en Suiza. Courbet pinta. Sus primeros paisajes hacia 1841 La influencia de Corto la Escuela de Barbizon lo impulsa a pintar al aire libre, sobre el propio motivo. El artista se interesa por el mar desde su juventud, pero es sólo a partir de 1865 cuando aborda el tema en Trouville y Deauville. En Etretat, en 1869, se apasiona por la plasticidad del mar y los aspectos diferentes que, en las distintas horas del día, le otorgan los mutables cielos. En esta Marina, debajo de un cielo celeste cubierto de nubes rosadas, cl océano verde se sacude. El rico empaste matérico contribuye a crear la sensación de movimiento. En el primer plano, una ola cargada de blanca espuma, se alza antes de romper sobre las rocas. En la lejanía, las velas rosadas de tres embarcaciones se agitan impulsadas por el viento. Aquí pervive cierto espíritu romántico, en esas naves diminutas frente a la inmensidad de h naturaleza.