Jacopo Robusti


Hijo de un tintorero -de ahí su apodo-, Jacopo Robusti es uno de los grandes maestros de la escuela veneciana del siglo XVI. Hombre de temperamento apasionado, supo fundar en su estilo, creando el propio, "el dibujo de Miguel Angel y el colorido de Tiziano", según el mismo, al parecer, lo inscribió en una divisa que puso en su estudio. Con Tiziano (c. 1477/1490-1576), quien se había establecido en Venecia a fines del XV, estudió el Tintoretto. Salvo una estadía en Mantua, Robusti no salió de Venecia. En sus obras juveniles se destaca la influencia de Bordone, Schiavone y Bonifazio de Pitati. Con posterioridad, se señalará como uno de los máximos pintores del manierismo. Realiza las decoraciones de la Scuola Grande de San Marcos (1562-66), la Scuola de San Roque (1564-87), y el Palacio Ducal, después del incendio de este edificio, en 1577, con la ayuda de sus hijos Domenico, Marco y Marietta. En varias oportunidades abordó jacopo Robusti el tema de la obra aquí presentada. Esta Natividad, que se relaciona, de modo iconográfico y plástico, con La adoración de los pastores, pintaba entre 1579 y 1581 para la sala inferior de la Scuola de San Roque, probablemente pertenece a ese momento de su labor. La Virgen María y el Niño aparecen rodeados por José, dos pastores, un asno, un buey y un perro. La visita de los pastores (Lucas, II, 8/20), posterior al nacimiento de Cristo, es enfocada por el Tintoretto con su notable capacidad expositiva: coloca las figuras de forma tal que crea sobre el plano una estructura romboidal; las posiciones, los gestos, las miradas, generan direcciones entrelazadas, a las cuales acentúan la pincelada suelta, el trazo curvo y el espacio activo que la composición determina. No idealiza a los personajes: sólo realza a María y a Jesús con una particular luminosidad.