ANTECEDENTES

El auge industrial de la ciudad de San Francisco tuvo sus orígenes, en gran medida en la formación de técnicos egresados de las aulas de la Escuela Provincial de Artes y Oficios (actual IPEM Nº 050). Estos técnicos, se agregaron a grupos de pioneros que sin mucha capacitación especializada, pero con gran entusiasmo y dedicación, constituyeron la fuerza inicial en las distintas ramas de la actividad industrial, que al principio fue de apoyo y complementación a las actividades agropecuarias de la zona.-

Estas primitivas artesanías fueron convirtiéndose poco a poco en talleres, que crecieron dispersos en el ámbito urbano de la ciudad, y que al ir adquiriendo mayor desarrollo debieron ampliar sus edificios o anexar distintas plantas disgregadas por el radio urbano, para dar cabida al cada vez más numeroso personal y a las maquinarias que de a poco se iban incrementando.-

Todos estos hechos fueron convenciendo a los industriales y a las autoridades locales de la imposibilidad de continuar el camino de progreso y desarrollo, sin un plan racional que posibilitara un crecimiento estructural y sólido, corrigiendo de esa manera el avance deformado de la industria local.-

Esta situación ya había concitado la atención de las Naciones Unidas, que a través de uno de sus organismos en el año 1963, ya había señalado a San Francisco como uno de los principales centros de producción de máquinas herramientas en la República Argentina, y en los considerandos que dicho organismo redactara se indicó a la ciudad como posible centro para la instalación de un parque industrial no sólo por su alto desarrollo industrial, sino también por su ubicación geográfica.-

Mientras tanto la Municipalidad local, elaboró un plan regulador para la ubicación e instalación de industrias, pero a poco de avanzar en el proyecto advirtieron las limitaciones del mismo, ya que se lograba la reubicación de las industrias existentes y regulaba la instalación de nuevas o sea desde un enfoque urbanístico, pero no se alcanzaba el imperativo de tecnificación y racionalización. Ante este hecho que preocupaba a los hombres de San Francisco, comienzan a buscar una solución, para lograr una tecnificación de avanzada que permita colocar a la pequeña y mediana empresa en igualdad competitiva no sólo en el mercado nacional sino en el internacional, considerándose la perspectiva de un parque industrial como medio de obtener la solución a los diversos problemas que impiden el desarrollo industrial y las innumerables ventajas que de éste se obtiene, por lo que solicita al CIME (Centro de Investigación para Pequeñas y Medianas Empresas) un estudio de factibilidad.-

Este fue el punto de partida al lograrse que en dicho estudio participe personal experto de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), para llevar a cabo el mismo se aconsejó la realización de un censo general de industrias, talleres y depósitos emplazados en el éjido municipal que arrojó como resultado la existencia de 395 establecimiento con una ocupación de 3.876 personas.-

Los industriales más interesados ante las bondades del proyecto, se agrupan en una Asociación Civil, con personería jurídica, y con los siguientes fines: crear, desarrollar y mantener el parque industrial y realizar todas las gestiones tendientes a promocionar las relaciones industriales y el mejoramiento de la industria en todos sus aspectos.-

En Octubre de 1970 el Consejo Federal de Inversiones (CFI) llama a concurso para el estudio de un anteproyecto del Parque Industrial de San Francisco, el que se adjudica a la Consultora Cueto Rúa y Asociados, quienes hacen entrega de un minucioso informe de cada uno de los aspectos del parque industrial, en el cual se basa el desarrollo del mismo, estudio que sirvió como modelo para otros parques industriales del país.-

Por leyes nacionales y provinciales se autoriza la creación e instalación del Parque Industrial de San Francisco, cuya piedra basal fue colocada en el mes de octubre de 1971.-

Las Naciones Unidas, que venían prestando asistencia técnica, aporta equipos de laboratorios y oficina técnica a efectos de alcanzar la modernización de las industrias para el futuro traslado al Parque Industrial.-

El Parque Industrial además de solucionar un problema urbanístico, permite incorporar las ventajas de la gran industria a empresas que seguirán siendo medianas o pequeñas, derivadas de la ventaja de reunirse geográficamente en un mismo ámbito.